Por mera curiosidad, Enrique Rivera, Ingeniero en Biotecnología y socio fundador de Tepache Real Imperial Milenario, comenzó a realizar tepache en su hogar para venderlo en restaurantes, conservando la vigencia de esta bebida por más tiempo.

La caducidad del tepache tradicional es de 72 horas, una bebida que, como el pulque y el tejuino, es mexicana y tiene existencia desde la antigüedad. El envasado de este producto no sólo conlleva la conservación de la bebida por más tiempo, sino una tradición milenaria.

Hace cinco años se planteo el proyecto, partiendo de la búsqueda de una bebida natural que no afecte a la salud y todos puedan consumir.

Tras una lluvia de ideas, Enrique comenzó con el trabajo de investigación, no sólo para la receta del tepache y su conservación, sino también, la manera de venderse a otro mercado, pues se cree que el tepache es una bebida popular.

Apoyado por su hermano mayor, quien también es empresario, llegó el momento en el que le aconsejaron lanzar el producto, sin embargo, la bebida causaba mermas ya que se oxidaba rápidamente y tenía que ser desechado.

“Comencé a acercar el proyecto con instituciones educativas para apoyarme en su realización, con la finalidad de crear la bebida y que esta pudiese durar más para que no perdiera sus propiedades organolépticas y químicas”, compartió, el socio fundador de Tepache Real Imperial.

Enrique empezó a experimentar con pequeños lotes de cinco litros, e invitaba a sus amigos a probar el tepache para saber lo que necesitaba mejorar en cuanto al sabor. Durante el 2013 se dedicó a mejorar la bebida y convertirlo en un producto innovador.

El primer Mexicano en la industria del Zaque

Entre prueba y error para la mejora de calidad, surgió una oportunidad en una planta de zaque en Japón, la cual le aportaría a Enrique experiencia para conformar la marca Real Imperial.

“Me dieron la oportunidad de trabajar en una planta de Zaque, en Japón, lo cual, aunque puso en pausa el negocio del tepache, me ayudó a reforzar cosas para darle el punch a Tepache Real Imperial”, relató, Enrique.

Enrique fue el primer Mexicano en trabajar una planta de Zaque, esto le dio herramientas para aprender acerca de producción y armar un equipo de trabajo.

“En el 2016 retomé el tepache, esta vez no estábamos en ceros y en eso, fuimos mejorando hasta lograr envasar el producto, hacer relaciones y formar un equipo de trabajo. Actualmente estamos en 25 puntos de venta de la ciudad y fuera del Estado como en La Paz Baja Californa Sur y próximamente Nayarit y León”, compartió.

Aunque aún no se cuenta con una planta como tal, el equipo de Tepache Real Imperial, puede producir cantidades de tepache para abastecer los puntos de venta, con sólo dos personas produciendo la bebida milenaria.

Tepache en una botella

“Yo creo que nadie se esperaba un tepache embotellado y muchos ven al tepache como una bebida de mercado popular pero en realidad, no es así, pues la bebida la estamos enfocando en un mercado medio y medio alto, vendiendo el tepache en restaurantes de ese mercado”, dijo, Enrique.

La bebida contiene , el sabor no es amargo, lo cual hace que incluso quienes no beben alcohol, puedan disfrutarlo. El producto tiene una caducidad de un año, en refrigeración, y a temperatura ambiente ocho meses. Este tepache no contiene ningún aditivo ni conservador, es la bebida natural con un proceso que hace que dure más tiempo.

“El tepache es una bebida probiótica, es decir, beneficia al tracto digestivo y la particularidad de este es que el proceso es similar al de la cerveza, es por eso que dura más”, señaló.

Rivera comentó, que son las mujeres quiénes mejor han respondido al consumo de ,la bebida envasada y que además, son adultos mayores de 30, quiénes se identifican con la bebida, ya que era muy común que sus papás o abuela lo preparan en su infancia. Se envasan emociones.

“El tepache es una bebida milenaria que se puede comparar con un pulque o mezcal, se piensa que viene de los Aztecas y Mexicas y su significado en nahuatl significa molienda de maíz.”

El equipo de Real Imperial, tiene la consigna de promover las bebidas mexicanas y esperan que pronto, puedan poner a la venta pulque o mezcal.

Costos y puntos de venta:

Entre los 35 y 40 pesos

Es el costo de una botella Real Imperial

La Maroma y Café Marimba

Son los lugares donde se puede encontrar en Culiacán

25 puntos de venta

Dentro y fuera del Estado, así como en La Paz, Baja Californa Sur, y próximamente Nayarit y Guanajuato

Te gusta nuestro contenido? Ayúdanos a compartirlo y síguenos en facebook @JoyCBV  donde descubrirás algo nuevo cada día. 

Quizá te interesa leer : Orgánico y de estricta altura, es el café de la Estación de Café Chiapas en Culiacán

Facebook Comments

Etiquetas: , , ,