México es un país donde la mayoría de las tradiciones y fiestas tienen su platillo especial, en el Día de Muertos el más representativo es el Pan de Muertos, una delicia que tristemente solo podemos disfrutar por una breve temporada una vez al año. La variedad más conocida de este postre es la que se produce en el centro de México, pero ¿Sabías que existen diferentes formas de prepararlos en cada región?

Puebla

El pueblo de Huaquechula, Puebla, es conocido por sus altares monumentales en Día de Muertos, que pueden superar los tres metros de altura.  

En este lugar la festividad de Día de Muertos es toda una celebración con su su propia forma de elaborar el Pan de Muertos, a los que se le conoce como “Rosquetes”. Se preparan con harina, mantequilla, agua de azahar y se decora con betún blanco y azúcar rosa espolvoreada, los cuales son colocados en la ofrenda con intención de que los difuntos los disfruten todo el año.

Michoacán

Michoacán es otro estado donde el Día de Muertos es una celebración importante y con gran tradición, regiones como Pátzcuaro, tzintzuntzan, Janitzio y Jarácuaro, entre otras, se llenan del colorido naranja y amarillo de las flores de cempasúchil, iluminadas por cientos de veladoras que dan la bienvenida a los visitantes del más allá.

Aquí el tradicional pan de muerto tiene distintas formas, como vírgenes, conejos, burros, campesinos, sombreros, flores o calaveras, pintados con los nombres de los difuntos, refranes o pensamientos.  Se prepara con harina de trigo, levadura de soya, azúcar y sal.

Campeche

En Campeche se encuentra un pueblo famoso por su panadería, su nombre es Pomuch, con una tradición de más de cien años elaborando un pan con sabor único. En Día de Muertos los hornos de piedra y leña de tukul hornean todo el día los típicos panes en forma de trenza, elaborados con vainilla, canela, anís, agua de azahares y ciruela.

Oaxaca

En este estado se elabora el pan de yema, con anís, ajonjolí, vainilla y yema de huevo.  A diferencias de otros panes, este es preparado todo el año, pero acercándose el Día de Muertos son decorados con unas delicadas caritas de harina pintadas a mano, que representan a los difuntos que ya no están con nosotros.

En Oaxaca también se encuentra el pueblo de San Pablo Villa de Mitla, un lugar donde llevan la decoración del pan de Día de Muertos a otro nivel. El pan tradicional de Día de Muertos también es conocido como pan de yema, pero es decorado de una forma muy especial, una vez horneada la pieza de pan es decorada con un betún preparado con harina, clara de huevo y limón, y usando unas finas duyas, es plasmado con complicadas figuras que representan flores, plumas, catrinas y rostros, creando una obra de arte que da pena comer.

Centro de México

El pan más famoso es sin duda el que se prepara en el centro de México, sus principales ingredientes son mantequilla y agua de azahar, que en ocasiones es cubierto con ajonjolí. Su diseño es inconfundible, en la cima se coloca una bolita de pan que simboliza un cráneo, rodeado de cuatro o más tiras de pan que simbolizan huesos, pero también las lágrimas derramadas por los que ya se fueron; Estas son colocadas en forma de cruz, que indican los cuatro rumbos del universo o cuatro puntos cardinales, dedicados a los dioses Quetzalcoatl, Xipetotec, Tláloc y Tezcatlipoca. Además, su forma circular simboliza el ciclo de la vida y la muerte.

Te gusta nuestro contenido? Ayúdanos a compartirlo y síguenos en facebook @JoyCBV  donde descubrirás algo nuevo cada día. 

Quizá te interesa leer : Conoce Calaverandia el primer parque temático de Día de Muertos en el mundo

Facebook Comments

Etiquetas: , , , , ,