ESCUINAPA. La estadía como estudiante de Procesos Bioalimentarios permitió a Lizbeth Amparo Salas Viera observar el desperdicio de mango, mismo que le permitió crear bebidas alcohólicas de la fruta.

” Tenía la idea del licor, cuando ingresé a la planta (Productos Rivera) me hice cargo del manejo de los desperdicios de mango y así empecé con mi idea” dijo la estudiante de la Universidad Tecnológica de Escuinapa.

La materia prima se le otorgaron por parte de la misma empresa pues después de que se pela y corta el mango quedan restos de estos que pueden ser utilizados.

Aunque el licor de mango ya lo había creado, ella empezó a experimentar su propia marca y forma.

Por lo que no sólo se enfocó en el licor, sino en dar un plus con un aguardiente de mango y un “triple seco” en el que la diferencia es el grado de alcohol de cada bebida.

“Al trabajar con está materia prima, estamos no sólo dando forma a un proyecto sino evitando que ese mango contamine al tirarse” dijo.

A través del Closter del Mango Sinaloense se busco a una empresa quien a su vez creo la etiqueta del producto.

Informó que crear estás bebidas tiene un proceso de 7 días pero el resultado de sabor es lo que imagino al crearlo, con el sabor y textura de la fruta.

Explicó que se hicieron por lo menos una centena de bebidas de las 3 variedades y espera en un futuro conseguir los recursos para que se puedan duplicar y poder comercializar e producto.

Quizá te interese leer: El Matachín, la cerveza artesanal culichi que busca cuidar el medio ambiente

¿Te gusta nuestro contenido? Ayúdanos a compartirlo y síguenos en facebook @JoyCBV  donde descubrirás algo nuevo cada día. 

Facebook Comments

Etiquetas: , ,