Sinaloa tiene una gastronomía tan variada como tradicional, enriquecida por las recetas creadas en sus pueblos y rancherías, donde no importa que tan al norte o al sur vayas, siempre encontrarás platillos únicos por su sabor.

Una de estas delicias que podemos encontrar en venta a la orilla de la carretera en cualquier ranchería de Sinaloa, es el tradicional pan de mujer, hecho a base de harina, azúcar, levadura, y manteca vegetal, su nombre deriva de que no lleva huevos y originalmente se rellenaba con piloncillo o panocha.

En Culiacán, no hay pan más famoso que el de Bacurimí, poblado ubicado por la carretera a Culiacancito. Uno de sus establecimientos más famosos es el llamado Pan de Mujer de Bacurimí, propiedad de María Guadalupe Ríos Uriarte, famoso por sus ricos panes y por ser el lugar donde se ideó la receta del pan de mujer relleno de Philadelphia.

María Guadalupe Ríos Uriarte, fundadora de Pan de Mujer Bacurimí.

El negocio funciona desde hace 17 años y en sus inicios solo consistía de un pequeño horno de barro, una mesa y unas cuantas carteras de lámina, con las que María Guadalupe preparaba pan para vender a la orilla de la carretera.

Empecé en 2002, con poquito para vender por la carretera, hacia dos o tres kilos de harina, me iba a los callejones a buscar la leña, amasaba, hacia el pan, lo horneaba y lo vendía.” Recuerda, María Guadalupe.

Pan de Mujer de Bacurimí en el kilómetro 3.5 de la carretera a Culiacancito.

Antes de empezar a hornear pan inició haciendo y vendiendo tamales, pero pronto se dió cuenta de que no era lo suyo, pues le gustaba más trabajar con harina y decidió comenzar a hacer pan, receta que aprendió de pequeña, en la casa de una vecina.

Yo soy de Culiacancito, y tenía una vecina grande que toda su vida hizo pan, yo siempre iba para allá cuando ella iba a hacer y veía cuando untaba el pan, nomas cruzaba el corral de las vacas, ella tenía un hornito casero y allí hacía el pan.”

Buscando un nuevo ingreso para su familia inició un negocio que pronto llamó la atención de lo culichis, que salían de la ciudad para probar el pan de Bacurimí.

La gente hacía cola para comprar y se sentaban a esperar a que saliera el pan, al principio fui echando a perder, porque el pan no se me hinchaba y yo sufría, hasta que una señora me dijo ‘Usted no se preocupe por que el pan no se le hincha, lo que nos interesa es el sabor’.

Al principio solo preparaba el pan natural y las empanadas de piloncillo y calabaza, con el tiempo su negocio fue creciendo y se requirió contratar a más personal y construir hornos más grandes.

Hornos en los que se hace el pan de mujer.

Actualmente, su labor inicia desde las tres de la mañana, para la preparación de 80 o 90 kilos de harina que se convierten en pan y empanadas naturales o rellenos. De este sitio también han surgido nuevos sabores, como el conocido pan de philadelphia, que actualmente se consume en todo el estado, cuya receta nació en los grandes hornos de María guadalupe.

Yo mire en otra ciudad un panecillo con philadelphia, y dije ‘podré hacer con la harina que hago este pan’ y lo primero que hice fue comprarme una cajita de 90 gramos para hacer la prueba, y lo hice y le di a probar a todos aquí y pues estaba bueno y lo empecé a hacer para vender”.

Colache de calabaza para relleno de empanadas.

Después surgieron sabores como el pan de cajeta, nutella, philadelphia con chipotle, jamón o jalapeño, y recientemente el pan integral con arándano y nuez, que son vendidos en el mismo local de siempre a la orilla de la carretera, o son comprados por restaurantes de Culiacán para deleitar a sus comensales.

Receta del Pan de Mujer

Para preparar el Pan de Mujer se requiere 1 kilo de harina de trigo, 1 ½ de azúcar, 20 gramos de levadura, 2 tazas de agua, una cucharada de sal y 160 gramos de Manteca vegetal.

Pan de Concha

En el procedimiento se mezcla el azúcar con la harina y el agua tibia, amasando hasta que esté suave y esponjosa. Posteriormente se agrega sal y mantenga, y se continua amasando hasta obtener una consistencia elástica.

Una vez listo se divide en bolitas del tamaño del puño de la mano, y se colocan en charolas engrasadas con manteca vegetal dejando reposar hasta que dupliquen su tamaño.

Posteriormente se meten al horno precalentado a 350°C por 8 a 10 minutos, una vez horneados, el pan es sacado y se barniza con una mezcla de azúcar diluida en agua y se emplea una brocha para barnizar.

Si visitas Bacurimí, no puedes dejar de probar su tradicional pan de mujer, visita este local ubicado en el kilómetro 3.5 de la carretera a Culiacancito o visítalos en facebook en @PandeMujerBacurimi.

¿Te gusta nuestro contenido? Ayúdanos a compartirlo y síguenos en Facebook @JoyCBV  donde descubrirás algo nuevo cada día. 

Quizá te interese leer: #Receta de la tradicional caguamanta sinaloense

Facebook Comments

Etiquetas: , , , , , , , , , ,